Lo mejor de la gala de los Billboards

Drake apostó a lo grande y batió el récord de Adele como el máximo ganador en una ceremonia de los Premios Billboard de la música. Cher y Celine Dion reflexionaron sobre sus carreras en la ceremonia que se llevó a cabo el domingo, en la que se guardó un minuto de silencio por el recientemente fallecido Chris Cornell mientras Miley Cyrus ofreció una actuación emotiva pero discreta.

Drake rompió la marca de Adele con 13 trofeos en una noche y actuó en medio de las Fuentes del Bellagio. Los chorros de agua y fuegos artificiales fueron cronometrados con su canción Gyalchester. Durante sus discursos de aceptación reconoció a sus amigos: Nicki Minaj, el coanfitrión Ludacris y Lil Wayne. The Chainsmokers, que al igual que él tenía 22 nominaciones, se llevó cuatro galardones. Otros grandes ganadores fueron Beyonce y Twenty One Pilots, cinco cada cual, pero no asistieron.

Cuando Cher subió a recibir el Premio Ícono no tuvo miedo de alabarse a sí misma. La cantante y actriz señaló que tuvo la suerte de tener una carrera de ensueño por más de cinco décadas. Hizo alarde de su cuerpo en un atuendo revelador mientras interpretaba su éxito bailable de los 90 Believe, y luego If I could turn back time.

Recordó que al principio le dijeron que no era la más hermosa ni la más talentosa, pero que era especial, y agregó que “la suerte tuvo mucho que ver” con su éxito, destacó AP.

Chris Cornell, vocalista principal de Soundgarden y Audioslave y uno de los líderes del movimiento grunge de Seattle fue honrado con un minuto de silencio durante la ceremonia. Dan Reynolds de Imagine Dragons apuntó que fue “un verdadero innovador”, “un cantautor prolífico” y “un intérprete legendario”.

Dos décadas después de que Titanic y My heart will go on conquistaron el mundo, Celine Dion interpretó el tema ganador del Óscar bajo una brillante lámpara, vestida en un traje blanco. La canadiense impresionó con su performance y recibió una de las ovaciones más grandes de la noche.

Por su parte, hasta la hermana de Miley Cyrus se impresionó con el cambio de la exestrella Disney tanto que dijo: “por primera vez en años voy a presentarla y tiene pantalones puestos”. Conocida por sus números escandalosos por bailar perreando con poca ropa o colgaba desnuda de una bola de demolición, la vocalista cantó Malibu sin su característica actitud provocativa.

Cantó el sencillo con un sonido distinto a los éxitos que la hicieron una estrella, vestida con shorts y un top simple blancos, botas y un sombrero vaquero. La artista, que está comprometida con Liam Hemsworth, al final de su interpretación tenía lágrimas en los ojos.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.